domingo, 30 de diciembre de 2012

TU ERES BUENA, TU ERES LISTA, TU ERES IMPORTANTE


¡La crisis actual no es una crisis económica, es una crisis en valores!
 

¿Poco original verdad? Esto lo llevamos mucho tiempo escuchando. También escuchamos afirmaciones como estas:

- Los jóvenes no quieren trabajar. - La educación en los institutos (o colegios) está fatal.

- Los padres no quieren educar a sus hijos porque su trabajo le ocupa todo su tiempo.

Estas afirmaciones las hemos oído todos, y seguramente todas sean verídicas. Lo que provoca dos circunstancias, que "delimita" la educación de nuestros jóvenes. La primera es que en la mayoría de los casos los padres de hoy en día no tienen tanto tiempo como los de antes para atender a sus hijos, lo que provoca que no tengan un referente adulto tan continuo y cercano como se tenía antes. La segunda, es la negatividad que rodean el proceso de aprendizaje de nuestros jóvenes (niños), lo que provoca que muchos docentes tengan una actitud inadecuada hacia el aprendizaje de los alumnos.

Estar envuelto en un proceso de aprendizaje no es fácil en ninguna edad, pero menos cuando eres joven. Hay momentos donde surgen duda sobre lo que aprendes, sobre el proceso, y lo que es más importante sobre uno mismo. Y los jóvenes de ahora cuando tienen estas dudas, ¿quien se las resuelve?:

Los padres disponen de poco tiempo, y en la escuela se "respira" un aire de negatividad...

Cuando los niños empiezan a dudar, y todos los hacen, necesita una referencia que le reafirme que tienen muchas posibilidades que le abre un mundo de posibilidades.

 



 


 


Este fragmento es de la película "Criadas y Señoras". La criada que es la educadora de la niña, dedica un tiempo importantísimo para cultivar la autoestima de la niña después de cada revés que sufre.

Es esencial, para una persona que está aprendiendo y formándose, creer en si misma y en sus posibilidades, esto hará que logre antes los objetivos marcados. Y este es un ámbito que tiene que atacar los docentes (profesores, padres, entrenadores,...). Se acabo la idea anticuada de que un docente era un mero transmisor de conceptos y conocimientos. Los educadores tienen que intentar desarrollar la imagen que tienen los alumnos de sí mismo para conseguir que tenga una correcta actitud hacia el aprendizaje y hacia la vida.

Este aspecto es lo que esta diferenciando los buenos profesionales de los profesionales mediocres.

No debemos enseñar conceptos a los niños, sino que le tenemos que prepara para sean capaces de superar con éxitos todos los procesos de aprendizaje que se encuentre en la vida a través de un correcto autoconcepto.

Para terminar quiere hacer mención a una nueva estrella del deporte español. ANA PELETEIRO, 16 años, Campeona Junior de triple salto. Con 14,17 m logra la mejor marca absoluta mundial del año.

 

 

¿Cuánto tiempo habrá dedicado Abelardo Moure (su entrenador) a desarrollar su autoestima y a conseguir que cada derrota que Ana haya sufrido se convierta en una oportunidad para que ella mejore como persona?

miércoles, 26 de diciembre de 2012

GENERANDO NADALES


Hace algún tiempo me leí la biografía de Rafa Nadal, escrita por John Carlin, titulada “Rafa Nadal, Mi Historia”. Es una de las biografías deportivas más interesantes que he leído, que nos muestra multitud de enseñanzas que aprender.

 

Esta vez quería recalcar, un aspecto de la educación que Rafa Nadal le da mucha importancia en su libro. El entorno. Para un deportista tan precoz, era muy importante encontrar un entorno en el que él se pudiera desarrollar  con tranquilidad y sin presión.

Mientras se iban sucediendo los éxitos deportivos, más importantes era que su familia creara un entorno de naturalidad y de aislamiento para el joven tenista, donde él consiguiera ser una persona totalmente diferente del que se muestra en la pista.

Nadal, coge una raqueta por primera vez a los 4 años, gracias a su tío Toni Nadal (su entrenador) y muestra unas grandes cualidades para el tenis.  Desde ese momento Rafa sufre un proceso del aprendizaje de la técnica, pero sobre todo vive un proceso de educación inmejorable, gracias a su tío y al resto de la familia.

Cualquiera que haya seguido un poco la trayectoria de Nadal, se da cuenta que el no lucha contra ningún adversario, contra los records, el siempre lucha con el “anterior Nadal”, esa versión de él mismo que quiere mejorar el día siguiente, en el próximo entrenamiento o en el partido más cercano. Rafa se imagino una versión de un deportista con valores inmejorables, y el lucha día a día por convertirse en él.

En ese entorno, había ciertas cosas innegociables:

-          Felicidad: disfrutar del proceso.

-          Esfuerzo: dar cada minuto de actividad, lo mejor de sí mismo.

-          Positividad: entiende el error como parte del aprendizaje, y no hay nada que pueda hacer que no siga confiando en el proceso.

-          Humildad: siempre hay alguien mejor, al menos en ese momento.

-          Respeto: hacia el formador, los demás participantes.

Estos valores aunque personalizados en su tío – entrenador, eran remarcados continuamente por el entorno de Nadal. Aprovecho para recomendar un libro de Toni Nadal y Pere Mas, llamado “Sirve Nadal y responde Sócrates”, donde queda muy claro la filosofía del aprendizaje de Rafa Nadal.

 

Partiendo de un ambiente positivo, y guiando a nuestros jóvenes podemos llegar más lejos de lo que nos podemos imaginar.

Evidentemente, hoy también hay otro video que explica mejor este concepto y para que averigüéis como crear entornos positivos hacia el aprendizaje.

domingo, 23 de diciembre de 2012

ARRIESGATE A EDUCAR


Un estudiante de biología esta en el laboratorio con su profesor. Analizan el proceso por el que los gusanos de seda se convierten en mariposas. 10 capullos han comenzado a romperse y poco a poco van abriéndose. Cuando quedan tres capullos por romperse, el profesor dice al alumno: Tengo una reunión, te dejo aquí para que los vigiles, vuelvo en menos de una hora. 30 minutos después un capullo se abre y sale una mariposa. Poco tiempo después se abre otro capullo y sale otra mariposa. Pasa 30 minutos más y hay un capullo que todavía no ha abierto. El alumno se preocupa, y piensa. Vendrá el profesor y este capullo aún sin romperse, ¡va a pensar que he hecho algo! Así que, coge un cúter y le hace un pequeño corte al capullo para ayudarlo. La mariposa despliega las alas, arranca a volar pero es incapaz de levantarlas. El alumno piensa, ¡a ver si he cortado un nervio!

En ese momento el profesor entra y le pregunta: ¿cómo ha ido todo?

-El alumno responde: Bueno, bien. Todos han salido menos este que no vuela.

- Profesor: ¿ha ido todo normal?

- Alumno: Bueno, le he ayudado un poco a romper el capullo. Porque pensé que la mariposa podría morir si no intervenía. Tal vez le he roto un nervio o un ala.

- Profesor: No le has roto un ala, pero le has hecho una inútil de por vida. Porque la mariposa gracias al esfuerzo que hace para romper el capullo, hace que las alas se irriguen con sangre y pueda usarlas, y no es ella la que rompe el capullo, ya no va a poder volar.

Esta historia pertenece a un libro, Jugar con el corazón, de Xesco Espar.  Me parece perfecta para recalcar la importancia que tiene para una persona en formación dejarle que ella realice sus esfuerzos para mejorar y crecer.

Cuando enseñamos no podemos sobreproteger a nuestro “alumno”, tiene que lograr por sus propios medios los objetivos. El formador tiene que guiar, tiene que mostrar, tiene que incentivar, pero nunca puede sobreproteger.

En el proceso de formación, va haber infinidad de situaciones en el que el formador se encuentre en la disyuntiva si tiene que ayudar o no al “alumno”. En esa situación tendremos que correr un riesgo controlado, es aquí cuando se hace más importante que el formador acompañe al “alumno”, pero nunca hay que sobreproteger.

Hay que darle la oportunidad a los “jóvenes” a que logren grandes retos por sus propios medios, esto sin duda garantizará que tenga un mayor autoestima que le servirá para futuras situaciones.

Hace unas semanas, en la revista Magazine de El Mundo, descubrí una entrevista que le realizan a Alessandro Benetton, el heredero de del Imperio Benetton. Que antes de dirigirlo, le dio tiempo de realizar otros muchos proyectos, entre ellos montar su propia compañía de inversiones con 28 años.

Lo que más destaca en este artículo es lo siguiente:

“A él le agradezco que haya corrido riesgos conmigo desde que yo era pequeño”  Cuando con 13 años y sin saber inglés, su padre lo mandó a Inglaterra completamente solo, armado únicamente con un papelito con las instrucciones que debía seguir:  al bajar del avión coger un tren, llegar a Victoria Station y tomar allí otro tren hacia Cornualles. “ Según los estándares actuales, hay a quien le podría parecer incluso una crueldad. Pero en realidad sirvió para que aprendiera a bandearme solo”


Es llamativo, que una persona que desde pequeño lo ha tenido todo, lo que más valora de su padre es lo intangible, las experiencias que le proporciono su padre, que facilito que él se valiera por si mismo.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

PIGMALION CREE EN TI


Con este, comienza una seria de 4 artículos en los que voy a hablar de la educación. De la relación alumno – profesor o padre – hijo.

Nunca dejamos de aprender en la vida, nos encontramos en un proceso de cambio continuo cuyo motor es la educación y el aprendizaje. Este proceso lo podemos hacer sólo (autodidacta) o guiados por un mentor (profesor).

Quiero destacar el papel que tiene el mentor dentro del desarrollo personal de otra persona a la cual enseña. La persona que enseña, el docente, no solo tiene importancia por elegir los contenidos y los procedimientos que el discente va a adquirir. Si no lo que para mí es fundamental, va a condicionar la actitud que tenga este alumno hacia el aprendizaje y el auto concepto que tenga de sí mismo.

Lo que padre – profesor, esperamos de los hijos – niños tiende a cumplirse. Este sería el resumen breve del Efecto Pigmalión.

Cuenta una leyenda mitológica griega que el rey Pigmalión esculpió una estatua con la figura ideal de la mujer. A Pigmalión le gustó tanto su obra que quiso que se convirtiera en un ser real. El deseo fue muy fuerte e hizo todo lo que pudo para conseguirlo. Pidió ayuda a Venus Afrodita, la diosa del amor, la cual colaboró en que su sueño se hiciera realidad. Así nació Galatea, su mujer ideal.

 

Esto trasladado a la educación, nos asegura que las expectativas o creencias que tengamos sobre la persona que vamos a formar, son las que al final se cumplirán. Esto se puede cumplir en el sentido positivo como en sentido negativo.

Por ejemplo, un profesor que considere que un alumno suyo se le dé bien las matemáticas, se encontrará motivado a practicar con dicho alumno todos los problemas que sea necesario, y su relación estará repleta de refuerzos positivos y de confianza. A la vez que el alumno encontrará gratificante realizar esta práctica ya que es una actividad en la que él ve que destaca.

Por el contrario si un padre piensa que su hijo es incapaz de dominar X deporte, no le dedicará el tiempo suficiente a su hijo para dominarlo, y su hijo será reacio a pasar las horas suficientes a practicando ese deporte, hasta dominarlo.

En mis años de experiencia formando a personas de diferentes edades y en entornos muy distintos (educación reglada, deporte, ámbito empresarial,…) este sin duda es uno de los efectos que mejores resultados garantiza, sin duda alguna.

A continuación os dejo un video que explica el Efecto Pigmalión de forma muy acertada.

domingo, 16 de diciembre de 2012

LAS EMOCIONES SE TRASMITEN PULGADA A PULGADA


El ser humano, es un ser social, debemos  tener relaciones con nuestros iguales para poder vivir, por esto  surgen las sociedades. Nuestra felicidad real se consigue a través de la relación que mantenemos con los demás, con las personas que queremos o con las que convivimos.
Individualmente podemos afrontar dificultades, intentar alcanzar metas. Pero los grandes retos no los podemos afrontar uno solo por mucho que se crezca. Los grandes retos se tienen que afrontar de una manera colectiva.
“Si quieres ir deprisa ve solo, si quieres ir lejos ve acompañado”
Proverbio Africano
Tenemos una gran suerte, por que la vida nos va a proponer innumerables retos que tendremos que superar como colectivo, como un equipo. Y  hay que conseguir que este funcione de la manera más eficiente.
Para conseguir esta eficiencia, quiero resaltar los siguientes puntos:
-          Misión del colectivo: son los objetivos que tiene el grupo. Todo equipo de trabajo tiene que tener unos objetivos, un reto que alcanzar. Para que estos estén bien formulados, tienen que ser medibles, alcanzables e inidentificables. Sería importante que todos los componentes del grupo se encargaran en mayor o en menor medida de establecer los objetivos a lograr.
-          Visión de grupo: es la manera que tiene el colectivo de interpretar el entorno que rodea sus accines. Impepinablemente, está formada por la visión individual de cada uno de los integrantes del grupo.  En este apartado es de mucha ayuda que no difiera mucho una visión individual de otra.
-          Comunicación: la forma en la que se relaciona cada miembro del grupo, la manera que tiene de intercambiarse información. Es uno de los grandes problemas que tienen las empresas. Esto se merecería un artículo aparte.
-          Valores: son los ideales que comparte y expresa hacia el exterior el grupo. Suele ser lo que diferencia un grupo de otro, y es de gran importancia porque logra una mayor implicación de cada uno de sus integrantes, lo que consigue que se aumente el rendimiento individual y con ello el rendimiento colectivo.
-          Estado emocional: nivel emocional que tiene el equipo. Está formado por los diferentes estados emocionales de los integrantes, pero no todos tienen la misma importancia. En cada equipo hay personas que con su estado emocional, influye en el estados de los demás. Un buen líder es aquel que con su estado emocional consigue aumentar el rendimiento de los demás miembros del grupo. Un buen estado emocional eleva el nivel de rendimiento del equipo, y con una continuidad adecuada llegan las dinámicas positivas, las cuales son tan difíciles de lograr, pero también son tan difíciles de abandonar.
Os adjunto un video, donde podemos ver como un entrenador (Al Pacino, maravilloso actor) es capaz de preparar emocional a un equipo para el partido más importante su carrera deportiva.
Los resultados empresariales serían diferentes si los directivos se preocuparan por mantener un alto estado emocional entre sus trabajadores.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

PARETO LLEVA MI AGENDA


Quería reflexionar otra vez sobre la gestión del tiempo. Hace unas semanas ya realice un artículo sobre este tema http://entrenadoparavivir.blogspot.com.es/2012/11/soy-dueno-del-tiempo.html . En esta ocasión,  afrontaré el tema del tiempo desde el punto de vista de la productividad y de la eficacia.

Todos quisiéramos ser más eficientes en nuestra vida. Es decir, poder hacer el mayor número de cosas en el menor tiempo posible, y evidentemente con los mejores resultados posibles. Así conseguiríamos tiempo para dedicarlo a nuestro ocio o para empezar otros proyectos.

 Vilfredo Pareto, economista italiano de finales del siglo XIX, creo  la denominada Ley de Pareto, la cual es conocida como la ley 80-20. Pareto enuncia que todo lo que ocurre en una sociedad ocurre en una proporción de 80% - 20%. Se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida.  Así el 80 % de la riqueza mundial lo tiene el 20% de la población mundial.  En su contra el 80% de la población mundial tiene el 20% de la riqueza. Otro ejemplo llevado al mundo empresarial sería, 20% de tus acciones laborales generan el 80% de beneficios, o por el contrario; el 80% de tus acciones laborales sólo generan el 20% de tus beneficios.

Es aquí donde hay que incidir. El 80% de tus acciones sólo generan el 20% de tus beneficios. Es, decir el 80% de tu tiempo no es eficiente, ya que se dirigen a acciones que no son productivas. Pensemos en cuánto tiempo podríamos tener libre para invertirlo en lo que nosotros quisiéramos (nuevos proyectos, a la familia, al ocio) si elimináramos ese 80% del tiempo que no es productivo. Es más, si este teorema sólo lo aplicamos laboralmente, imaginaos cuánto rendimiento podríamos sacarle, si el 80% de tiempo no eficaz se lo dedicáramos a esas acciones que nos son más productivas. Evidentemente nuestros resultados mejorarían exponencialmente.

La aplicación de esta ley es muy sencilla, ya que simplemente tenemos que analizar a qué dedicamos nuestro tiempo y cuál es su fruto. Y a partir de ahí, sólo tenemos que tener la valentía de cambiar nuestros mecanismos de gasto de tiempo, y empezar a dedicar nuestro tiempo a las acciones más productivas.

Si creéis que esta ley solo es aplicable a las empresas o a las instituciones, estáis equivocados, os pongo dos ejemplos:

-          Trabajador de una empresa: cualquier trabajador tiene que ser evaluado. Va a tener a una persona que le va a marcar unos objetivos y va a prestar atención a la obtención de éstos. El trabajador si es capaz de entender bien estos objetivos, y saber qué objetivos son más importantes (acciones productivas) para su jefe, puede dedicarle a ellos la mayor parte de su tiempo (más del 20% que indica Pareto), con esto logrará que su jefe tenga mejor concepto de él. Sin contar que el trabajador contará con mayor tiempo libre ya que su organización será mejor, puesto que tiene claro cuáles de sus acciones son las más productivas, ya que tiene claro cuáles son los objetivos a lograr.

-          Buscando empleo: si estamos buscando empleo, podremos analizar las acciones que hemos tomado para encontrarlo, y ver cuáles han hecho que tengamos una entrevista de trabajo, o qué tipo de empresas se sienten más atraídas por un trabajador de nuestro perfil. Si dedicamos más tiempo a esas acciones que nos han demostrado que tienen mayor resultado y por el contrario dejamos de dedicarle tiempo a esas acciones improductivas, aumentará nuestra productividad, y conseguiremos unos mejores resultados.

Reflexionad, sobre esta ley y dejad que Pareto os ayude a gestionar vuestra agenda.

domingo, 9 de diciembre de 2012

LOS SUEÑOS SE ACERCAN A TI, ¡COGELOS!


Deberíamos ser más osados. Tener un mejor autoconcepto de nosotros mismos. Mirar los retos de frente y con confianza. Ser capaces de coger a “lo nuevo” y darle cobijo en nuestra vida sin ninguna duda. Entender que lo que somos en el momento actual, sólo es circunstancial y que vivimos un proceso de cambio que nos va a llevar a un nuevo yo, de un rendimiento superior.

Pero por desgracia esto no es así. El ser humano esta genéticamente programado para la supervivencia, para conservar la vida, y por eso existe el miedo, el cual te avisa de que estás en una situación desconocida, incómoda, a la que nunca te has enfrentado, y hace que no quieras abandonar tu zona de confort, para no exponerte a los peligros.

Cuando nos proponemos alguna meta, cuando comenzamos algún reto, cuando pensamos en nuestro futuro, rara vez predominan en nuestra mente pensamientos de confianza, situaciones en las que nos podamos ver consiguiendo grandes logros o viviendo nuestros sueños. Al contrario, nos surgen pensamientos negativos, pensamos que no somos capaces de realizarlos, nos ponemos a imaginar mil y una razones por las que estos sueños nunca se lograrán. Incluso nos consideramos unos osados por sólo pensar en ellos.

En multitud de ocasiones las ilusiones se desvanecen a causa de ese miedo.  Pero este miedo se puede vencer, nunca desaparecerá totalmente, pero se puede convivir perfectamente con él. Sólo necesitas que se den dos circunstancias, muy sencillas:

-          Que el sueño sea lo suficiente grande y motivador. Nunca hay que dejar de soñar. Los sueños mueven el mundo y garantizan el cambio. Pero soñar no es simplemente imaginarse una situación. Cuando un sueño es grande y motivador, no sólo lo imaginas, también lo sientes, lo visualizas, eres capaz de “predecir” como sucederá, quién te rodeará cuando lo alcances. En definitiva, eres capaz de vivir el sueño.


-         Realizar pequeñas y continuas acciones que cada día te acerquen más a ese sueño. No tienen que ser grandes actos. Al contrario, los grandes actos producen miedo, te paralizan, te alejan de tu sueño. Tienen que ser acciones que puedas controlar perfectamente, que te “mejoren” y que consigan que ese sueño se acerque a ti de una manera uniforme.

Todos tenemos sueños. Os animo a que tengáis más, ya que es lo único que garantiza el progreso. Os dejo un video de Elsa Punset que explica cómo conseguir los sueños a partir de la visualización, una gran herramienta para lograr lo deseado.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

LA CAMISETA DE UN LIDER


Esta vez toca hablar del liderazgo. Una de las quejas que existe hoy en nuestra sociedad es la falta de liderazgo. “Los políticos, carecen de ello”. “Los jefes ni lo tienen, ni lo buscan”.  “Los profesores no le dan ninguna importancia” “Y del autoliderazgo mejor ni hablamos”. Estas son opiniones que todos  alguna vez hemos tenido, o al menos las hemos escuchado.
Si reflexionamos sobre este concepto. Lo primero que nos viene en la cabeza son conceptos con connotaciones positivas: guiar a un grupo, marcarle el camino. Influir en los demás.
Cuando nos imaginamos a un líder, su cualidad más importante es el poder. El poder sobre las decisiones de los demás, sobre el entorno, sobre la evolución del colectivo al que pertenece o al cual dirige.
Se puede diferenciar dos tipos de poderes:
-          El poder formal: es el poder que viene de arriba hacia abajo. El ejemplo más claro es el de una empresa. Es el poder que el gerente de una empresa otorga al jefe de un departamento.
-          El poder moral: es el poder que le entregan las personas que componen un grupo a su líder. Este poder no viene impuesto, hay que ganárselo y viene acompañado por reconocimiento por parte del colectivo.
Para que un colectivo tenga un liderazgo eficaz, es tan importante el poder formal como el moral. Cuando los dos se dan, se puede llegar a lograr los objetivos más ambiciosos (el cambio).
Para entender mejor este concepto, quería hacer hincapié en el cambio de una institución conocida por todos. El Atlético de Madrid. Históricamente es un club con poca tranquilidad institucional, la cual se ve reflejada en el terreno de juego, lo que se traduce en derrotas inesperadas que le hacen no lograr los objetivos que debieran por la calidad de su plantilla.
Con la llegada de Diego Pablo Simeone en diciembre del 2011, el primer equipo  y el club sufre un cambio radical que se traduce en un paz institucional que no tarda mucho tiempo en verse reflejada en la consecución de grandes resultados deportivos.
A Simeone le otorga el poder formal la junta directiva del club. Y el poder moral, gracias a su trabajo, se lo otorgan primero la afición del Atlético de Madrid y posteriormente sus jugadores. Es aquí cuando comienza el cambio. El anterior entrenador no tuvo tanta suerte.
Cuando te encuentras dentro de un grupo, es necesario saber que este es especial, que tiene características claras que lo diferencian del resto. En definitiva, tienes que sentir que tienes una gran suerte en pertenecer a este grupo, y que los demás te envidian. Esto Simeone lo hace como nadie, y hay varias muestras. Os dejo con una, donde explica la importancia que tiene la camiseta de su club con mucho sentido del humor.
 

sábado, 1 de diciembre de 2012

LA EROTICA DEL ERROR


¿Quién ha conseguido alcanzar un logro a la primera? Seguramente nadie.

¿Cuántas personas de nuestro entorno, abandonan un reto tras la primera oposición? Seguramente muchas.

La vida es un proceso de aprendizaje continuo, esto no es nuevo. Ahora quiero incidir sobre un aspecto que es esencial para que este proceso sea lo más efectivo posible. El ERROR.

Todos, en nuestros proyectos (laborales, familiares, deportivos,...) cometemos fallos, cometemos errores, hay situaciones que no salen como hemos previsto o como queremos. Esta circunstancia, nos frena, nos hace dudar sobre la viabilidad del proyecto, sobre nuestras cualidades, y retrasa nuestro proceso de aprendizaje y en algunos casos hasta abandonar el proyecto.

Las personas que mejor saben vivir con los fallos y con las situaciones no deseadas, son más eficientes , consiguen adaptarse al medio y consiguen aprender.

Tenemos que ser conscientes de que el fallo, forma parte del proceso. Que el error, si se analiza y produce un cambio, es lo que te hace mejorar. No te puede frenar, ni paralizar y mucho menos desviarnos de nuestro camino marcado, de nuestro objetivo.
 

Todas las personas, y TODAS son TODAS, que tienen reconocimiento en su campo, les caracteriza una gran capacidad para aceptar el fallo, para analizar por qué se ha producido y volver a intentarlo. No pierden el tiempo lamentándose, pensando que eso no es para ellos, que no lo van a lograr, simplemente estudian su error y modifican el proceso, para intentar que no vuelva a suceder.

Encuentran el error motivante, les hace sentirse vivos, les gusta que exista porque le hace estar alerta, porque si no existiera la posibilidad de equivocarse, el acierto no sería tan gratificante. Lo encuentran hasta erótico, su vida sin superar errores o fallos no sería tan plena.

Para ilustrar este aspecto del aprendizaje voy a ayudarme de un video, del mejor partido de baloncesto de todos los tiempos la Final Olímpica de Pekín 2008 entre Estados Unidos y España.

El resultado fue Estados Unidos 118 - España 107. El video analiza todas las acciones ofensivas durante el partido de dos jugadores españoles Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández.

Las crónicas de aquel partido destacan la buena actuación de estos dos jugadores. Navarro consiguió 18 puntos y 11 de valoración. Rudy 22 puntos y 15 de valoración.


Estos dos grandísimos jugadores, que hacen un partidazo, cometen errores y muchos, pero eso no les hace dudar de sus posibilidades. Han entendido que el error es bonito, es necesario.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

"HAZ QUE PUEDA SER"


Nos encanta soñar, imaginarnos consiguiendo grandes logros, alcanzando grandes metas. En la mayoría de ocasiones, un instante después, ponemos los pies en el suelo y nuestra cabeza empieza a inventar otra vez, pero en esta ocasión miles de excusas para no salir de nuestra zona de confort para no ir a por eso que ansiamos.
Pero hay veces, que el destino nos tiene preparada una sorpresa en forma de persona. No tranquilos, no es un Ángel de la Guarda. Es una persona, de carne y hueso, que aparece en tu vida, y que “hace que pueda ser”. Consigue que de un plumazo se te vayan las excusas, y dentro de ti aflore la confianza y que otra vez te vuelvas a imaginar logrando los objetivos soñados, y que puedas acariciarlo con tus manos.
Esta persona, a lo mejor la conoces de toda vida, o a lo mejor la conoces del próximo verano. Sin importar cuando aparece, ni la forma, hace que te plantees cosas, que le des una vuelta a tu escala de creencias. Los paradigmas que te gobiernan empiezan a modificarse y si eres lo suficiente valiente empiezas a creer que es posible eso que alguna vez te atreviste a soñar.
Si eres una persona con suerte (o con insistencia), llegaras a poder hablar con esa persona. Percibirás que es exageradamente normal. No tiene cualidades imponentes. No tiene nada especial, no tiene nada que tú no tengas. Miento, tiene una cosa que tú no tienes, y es que logró un reto muy parecido al que tú te propones. Y como la persona funcionamos por comparación. Te comparas, te analizas, le analizas a él.  Y llegas a la única conclusión posible: ¡Esta persona no es diferente a mí!
Y te animas. Hablas con él o con ella, del reto que consiguió. Te cuenta cómo llego a su meta con todo lujo de detalle, con mucha naturalidad. Estará encantado de compartir contigo todas sus experiencias, ya que se siente feliz de haberlo alcanzado y no le importará explicarte como lo puedes logra tú.  Se sentirá como un padre orgulloso hablando de sus hijos, ya que no hay padre que no le guste hablar de sus retoños.
Te lo garantizo. No le importara ayudarte.
Todos somos únicos. Pero los retos que nos proponemos hoy, casi con toda seguridad, ya han sido realizados por otras personas en el pasado. Si tenemos la suerte de conocer (y no me refiero personalmente) a esas personas, nos daremos cuenta que estas personas no disponen de más cualidades que nosotros para llevar a cabo esa labor. Simplemente han sido tenaces y han confiado en sí mismos.   
Os dejo un video de un cantautor Marwan, en el que explica como Ismael Serrano le cambio la vida. Entre otras cosas porque él quiso que se la cambiara. Hace una reflexión sobre su historia muy interesante, y despues sigue una de sus mejores canciones. Disfrutad.
 
 
Hay gente que te cambia la vida, pero tienes que dejar que te la cambien. Si no es imposible. Os invito a todos aquellos que tengáis un reto por delante, y que tengáis dudas. Que salgáis a buscar a esa persona que “hace que pueda ser”. Esa persona existe, y la necesitáis.

viernes, 23 de noviembre de 2012

SOY DUEÑO DEL TIEMPO


El día tienen un problema. No sé qué le sucede. Pero tiene demasiada prisa. Sin darte cuenta se va y no vuelve, vendrá otro, pero lamento decirte que no será igual.
Pero hay una gran noticia, el día es lo suficientemente largo como para hacer todo lo importante, todo lo que tiene un valor significativo para nuestra vida. Ya sé lo que estas pensando… que tienes muchas cosas importantes que no puedes realizar al cabo del día, muchos asuntos que tienes que atender con urgencia, y que vas siempre con la lengua fuera.
Y tienes razón, en tu opinión, tienes muchas cosas importantes y muchos asuntos urgentes, de eso estoy convencidísimo, pero no te has parado a pensar qué son cosas importantes y cuáles son urgentes:
-          Cosas urgentes: son cosas que necesitan atención inmediata, que necesitan resolverse ahora, que normalmente actúan sobre nosotros. Como el sonido del teléfono, que es urgente, que da lo mismo lo que estemos haciendo que un porcentaje elevadísimo de veces lo cogemos urgentemente. Sobre lo urgente reaccionamos.
-          Cosas importantes: son cosas que no tienen que ver con la atención inmediata, tienen que ver con los resultados.  Realizan una aportación a nuestra misión,  a nuestros valores, a nuestras metas de alta prioridad. Son cosas que nos ayudan darle más significado a nuestra vida (o proyecto).  Lo importante requiere más iniciativa, más proactividad de parte de las personas.
Nuestros días, si no tenemos cuidado, se convierten en un tiempo en el que atendemos las cosas urgentes, que a la larga no realizan ninguna aportación a nuestros objetivos de vida, que no aportan nada a nuestro “resultado” de vida. Y no dejamos tiempo para hacer las cosas importantes, las que facilitan que cuidemos nuestras relaciones personales, las que consiguen que nuestros proyectos se desarrollen correctamente, las que nos preparan para desarrollar nuestra capacidad de análisis y que nos dejan percibir nuevas oportunidades para crecer como persona.
La primera persona que habla de estos conceptos es Stephen Covey, en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. Es un gran libro que os recomiendo.
 
Ahora simplemente tenéis que diferenciar lo importante de lo urgente, y a disfrutar de vuestro tiempo. Eso sí, para diferenciarlo tenéis que tener bien claro vuestras  creencias y vuestra escala de valores.
Os dejo un video, donde Covey hace un ejercicio muy interesante para demostrar lo trascendental que es realizar “primero lo importante y después lo urgente”.
 
 
No quiero despedirme, sin hacer referencia al árticulo anterior "Soy un loco innovador". En el me despedía diciendo que a los locos le tienden a seguir, y vaticinaba que el gol de chilena fuera del área lo iban a repetir niños. Pues me equivoqué, no lo repiten solos los niños. En esta última jornada de Liga de Campeones, Mexes central del AC Milan, vuelve a meter otro gol similar. ¿Lo hubiera intentado si Ibrahimovic no hubiera intentado semejante locura? 

domingo, 18 de noviembre de 2012

ESTOS LOCOS INNOVADORES

Me llama soberanamente la atención, lo que no cambia. Lo que se queda inamovible al paso del tiempo. Que por mucho que incidan efectos sobre ello no se altera, no se modifica, no se adapta. Para ser un poco más concreto. Me inquieta que haya personas o instituciones que con el paso de los años sigan haciendo las cosas de la misma manera. Temo afirmaciones como: “Esto se hace así de toda la vida”, “Las cosas son así”,  “Las personas no cambian”,…
El mundo está en movimiento. La vida continuamente se suceden situaciones nuevas, situaciones que nosotros ni nadie ha vivido antes. Como podemos no evolucionar, como no podemos plantearnos maneras nuevas de hacer las cosas, y no me refiero solo individualmente, sino colectivamente.
Creo que para cada entorno, para cada época hay una miles de maneras de realizar proyectos, de hacer cosas. Y que seguramente estas maneras no funcionan en otros entornos y en otros tiempos.
Estamos en una crisis profunda, muy profunda. Estamos perdiendo una infinidad de beneficios sociales que teníamos adquiridos, que nos costaron (mejor dicho les costaron a nuestros padres – abuelos) mucho trabajo conseguir. No creo que la manera de recuperarlos sea la misma que se utilizaba antiguamente, ya que la huelga se invento en Egipto en 1152 a.c.
Las características de este tiempo poco o nada tienen que ver con 1152 a.c. en Egipto. Y no nos llevará a ningún sitio. Creo que hay que protestar, hay que reivindicar, y sobretodo llevar actuaciones que sin duda consiga ver como los jóvenes no están conforme con el mundo que se le plantea. Pero esas acciones tienen que estar más supeditadas a la acción (comenzar proyectos, emprender) que a la manifestación (huelga).
A continuación os dejo un video donde Buenafuente realiza una entrevista a Pau García-Milá, donde el explica mucho mejor que yo lo que he intentando plantear. Pau es cofundador de Eyeos. Nació en 1987 (hoy en día 25 años) y fundó su empresa con 17 años. Es un conferenciante muy conocido, os invito a que lo conozcáis.
 
 
Indiferente no os ha dejado el video. Seguramente el primer pensamiento que os ha surgido, es "este chico está un poco loco, las cosas que dices no se pueden hacer".
Estoy totalmente de acuerdo, está un poco loco. Pero se puede hacer. Podemos comenzar proyectos que cambien la situación que nos encontramos. Los locos, los que no piensan en las críticas y los conflictos que le van a llevar sus actos, son los que consiguen innovar y cambiar las cosas que nos rodean. Y lo que es aún mejor, estos locos tienen seguidores que comenzarán a hacer las cosas como ellos, esto garantiza el cambio.
Esta semana en el mundo del fútbol ha habido una acción (un gol) que ha sido espectacular. Que nunca se había visto nada parecido, que seguramente nadie lo había intentado. Es el gol de chilena de Ibrahimovic fuera del área, en un amistoso entre su selección Suecia contra Inglaterra. Os dejo el video del gol.
 
 

Desde este fin de semana, hay multitud de niños intentándolo en los entrenamientos y en los partidos. Los locos tienen seguidores, y junto con esto se cambia el orden establecido de las cosas.
 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

CRISTIANO NO ESTA DE HUELGA

Soy un gran defensor del deporte. Creo que aportan unos valores a las persona, sobre todo a los más jóvenes, que son casi imposible de conseguir con otro instrumento. Pero nunca pensé que me iba a encontrar una relación tan directa entre la juventud española y una figura del deporte.
 
Hoy no pensaba escribir, pero después de leer este articulo, he tenido que compartirlo. Es un artículo que se publica en el periódico El Mundo, de hoy Miércoles 14 de noviembre del 2012, en la sección de deporte, escrito por Salvador Sostres,  y tengo la necesidad de compartirlo contigo íntegramente…
 
No sé si fue voluntario pero fue un terrible golpe en la ceja y le tuvieron que dar puntos sin anestesiarle. Si España y los españoles pierden es porque la gente pide la baja por un resfriado; si el Madrid y Cristiano ganan es porque el chico no se quejó, aguantó que le cosieran a carne viva y, aunque medio mareado, regresó al terreno de juego y marcó un esplendido y valiosísimo golazo.
Le llaman chulo, hortera, macarra. Se meten don él cuando reclama mejoras salariales. Pero es el que trabaja, el que trabaja cada día y bajo cualquier circunstancia; es el que siempre resuelve y da la cara. Tiene talento, quien podría dudarlo, pero nada de lo que hace podría conseguirlo sin muchísimo trabajo. No he visto que ninguno de sus detractores sea más responsable, ni más voluntarioso, ni se tome más en serio que el su trabajo.
No he visto que ninguno de sus críticos sea mejor que él, ni que explote mejor sus cualidades, ni que aporte tanto al conjunto de compañeros. Es fácil hacer su parodia pero es muy difícil, por no decir casi imposible, estar a la altura de su dedicación, de su capacidad de sacrificio y de sus resultados.
Cristiano podría retirarse hoy con mucho más dinero del que la mayoría de los españoles verá junto en su vida, y es igual de joven que tantos jóvenes de 27 años que solo exigen y sólo lloriquean pero que nunca se han esforzado tanto como él., ni se ha implicado tanto en su empresa como él, ni han perseguido sus sueños con tanta insistencia y abnegación como él. Si además de celebrar sus goles, sus fans aprendieran del ejemplo de su tenacidad, el paro juvenil no sería el que es ni la crisis sería tan agria en España. Si el fútbol tiene algún interés especial es por las metáforas que de él podemos extraer y que sirven para todo lo demás. Si ante los resfriados, los contratiempos e incluso los golpes recibidos, la reacción de los españoles hubiera sido como la de Cristiano en el campo del Levante, España no sería hoy el retrete de Europa, y habríamos marcado muchos más goles que esta insufrible goleada que cada día encajamos.
Es siempre una cuestión de actitud, es siempre una categoría moral. Vivir es competir y hay que ganar. Lo demás es retórica de perdedor, y la culpa no es de los demás: ni de los codazos, ni de los banqueros, sino de que estabas en el suelo y no te supiste levantar.

 

 

Es una cuestión de actitud, estoy totalmente de acuerdo. Cierto que a los jóvenes de nuestro país le ponen muchas zancadillas. Pero es ahora cuando se tiene que demostrar que están aquí para cambiar las cosas de una manera activa, para demostrar que las cosas hasta hoy no se han hecho correctamente, que han llegado para aportar valor y que tanta preparación que llevan sobre su espalda vale para algo más que una huelga. España cambiará su rumbo a bien y esta juventud será el revulsivo, de esto estoy seguro, pero lo hará con actitud y actividad.
Gracias Salvador Sostres, por un maravilloso articulo.

domingo, 11 de noviembre de 2012

¡ESCUCHATE... Y A JUGAR!


En la actualidad se da mucha importancia al saber escuchar.  Hay que entender aquello que nos quiere transmitir los demás. Tenemos que ponernos en el lugar de la otra persona, que debemos tener empatía.

Estoy totalmente de acuerdo con esta visión. Pero creo que hacemos demasiado hincapié en escuchar a los demás, y no nos comprometemos con escucharnos a nosotros mismos. Me explico. No nos dedicamos tiempo a nosotros para saber lo que pensamos de las cosas y analizar el porqué de esos pensamientos.

Sin dedicarnos tiempo, sin “escuchar” nuestros pensamientos, sin entender porque se producen estos, no seremos capaces de sacar el mayor rendimiento a nuestras virtudes. Y lo que es peor,  ni siquiera seremos capaces  de tener claro en qué proyecto queremos invertir el tiempo para desarrollar todas nuestras actividades. Y sobre esto quiero reflexionar hoy… de cómo elegir el proyecto en el que embarcarnos.

Para elegir correctamente este proyecto, lo principal es escucharte, ¡sí!,  escúchate. Vive, experimenta y reflexiona sobre lo que sientes en este proceso. Si lo haces, terminaras encontrando lo que te gusta de verdad, tu pasión. Y es eso, ¡sí! tu pasión,  a lo que te tienes que dedicar, es la esencia del proyecto que tienes que realizar.  

Todos tenemos algo que nos diferencia del resto. Una pasión que si la desarrollamos conseguiremos un desempeño que nos llevará a la excelencia, por lo menos a nuestra excelencia. Esa pasión es  el vehículo principal para desarrollar nuestras cualidades y desarrollarnos como personas.

Pero lo bueno no es eso (aunque ya sea suficiente). Lo bueno es que si nos dedicamos a nuestra pasión nuestros resultados serán mucho mejores, nuestra dedicación será máxima, y nuestra actitud hacia el trabajo  y al aprendizaje será excelente, lo que sin duda garantiza unos resultados óptimos.

En el anterior artículo os comente la infinidad de proyecto que se mostraban ante nosotros. A lo mejor os preguntáis cual de todos esos proyectos tengo que realizar. Pues bien la respuesta la tiene la pasión. Si os sabéis escuchar la pasión tomará la decisión por vosotros.

Es tan sencillo como eso. No le des más vuelta. Si te obedeces. Vas a conseguir ser realmente bueno en lo que te apasiona. Y lo que es mejor si lo conviertes en tu profesión, veras lo divertido que es no trabajar jamás, ya que para ti se convertirá en un juego, en pura diversión.